17/2/13

Muere prisionero cubano que estaba en huelga de hambre

Roberto Antonio Rivalta, un prisionero que estaba en huelga de hambre en la cárcel Guamajal de Santa Clara, Cuba, murió el sábado por la noche, según dijeron el domingo grupos del exilio en Miami, así como un prominente vocero de la disidencia en La Habana.
Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos, dijo a El Nuevo Herald que el recibió la noticia de la muerte Rivalta el sábado por la noche, pero que no tenía detalles de las circunstancias del deceso.
La muerte de Rivalta fue anunciada por varios grupos en Miami incluyendo el Comité de Ex Presos Políticos Cubanos y el Directorio Democrático Cubano. Según estos grupos, obtuvieron la información de la muerte de parte de la Coalición Central Opositora.
El Directorio Democrático Cubano, en su sitio web, tenía un largo comunicado con detalles del caso, basados en información proporcionada por los disidentes.
“La Coalición Central Opositora (CCO), coalición de la Resistencia interna cubana en el centro de la Isla, denunció [en la tarde del sábado] la muerte del preso Roberto Antonio Rivalta Junco, quien inició una huelga de hambre clamando por su inocencia, de acuerdo a Damaris Moya Portieles, presidenta de la CCO”, según el comunicado del directorio en su sitio web. “El Mayor Luis Alcántara, director de Cárceles y Prisiones de Villa Clara y quien conocía del caso es el responsable final de la muerte de Rivalta Junco”.
Según el documento, Rivalta, que se encontraba enfermo y le faltaba un pulmón, falleció en el hospital de Guamajal. Hasta el viernes, las autoridades lo habían mantenido en la prisión preventiva La Pendiente en el kilómetro 2 ½ en Santa Clara, en una celda tapiada, sin atención médica, según el comunicado.
El sábado, el médico de la prisión lo remitió para el hospital Arnaldo Milián Castro pero no fue trasladado, agrega el comunicado.
“En lugar de llevarlo para el hospital Arnaldo Milián lo llevaron para el hospitalito de la cárcel de Guamajal, donde no hay ningún tipo de recurso”, según dice el comunicado citando a Moya Portieles. Doraida Junco Agüero, madre del fallecido, informó al Directorio Democrático Cubano que su hijo permaneció en huelga de hambre durante 38 días exigiendo su libertad, “ya que se encontraba detenido injustamente y sin proceso judicial”.
Según el comunicado, Junco dijo: “Me lo dejaron morir en la prisión. El llevaba treinta y ocho días plantado porque lo estaban acusando de un delito que él no estaba sancionado por ese delito, porque a él no lo han llevado a juicio ni nada. Lo tenían allí bajo prisión preventiva y estaba en huelga”.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/02/17/1410255_muere-prisionero-cubano-que-estaba.html#storylink=twtuser#storylink=cpy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada