26/5/09

Luego del juramento, pedir la baja es cobardía

Hemos presenciado como la alta oficialidad se permite ofender a todo aquel profesional que no acepte mezclarse con un socialismo que no está inserto constitucionalmente, lo cual constituye un delito… Últimamente hemos presenciado que hay grupos dentro de los cuadros militares, que están integrados a la militancia política y cada día hace separación o discriminan a aquel que se mantiene dentro del precepto constitucional, pues bien, de estos grupos han salido altos oficiales ofendiendo, disgregando, pisoteando y hasta enviando a sus casas sin cargo alguno a muchos de esos militares que no sienten el deseo de penetrar en el sistema “cubanizante”,

Luego del juramento, pedir la baja es cobardía…
Mensaje a la F.A.N. institucional
Por Gustavo A. Cedillo Vaz

El artículo 328 de nuestra Carta Magna señala la función, deberes y derechos que tienen sus integrantes, quienes al ingresar a esos cuerpos especializados (Ejército, Armada, Aviación y Guardia Nacional) provienen de una pasantía de 5 años en las diversas Academias y Escuelas de formación profesionales, además obtienen una licenciatura de Artes y Ciencias Militares.

Pero ante la Patria, lo mas importante es que al egresar de esos Institutos prestan un juramento ante las autoridades y símbolos patrios de preservar y garantizar la soberanía de la Nación y asegurar la integridad de su espacio geográfico mediante la defensa depositada en sus manos, llevando dicho juramento o voto, hasta ofrendar su vida si es necesario para lograr la misión profesional que han escogido.

Últimamente hemos presenciado que hay grupos dentro de los cuadros militares, que están integrados a la militancia política y cada día hace separación o discriminan a aquel que se mantiene dentro del precepto constitucional, pues bien, de estos grupos han salido altos oficiales ofendiendo, disgregando, pisoteando y hasta enviando a sus casas sin cargo alguno a muchos de esos militares que no sienten el deseo de penetrar en el sistema “cubanizante”, que el grupo líder ha decidido instalar pese a que el pueblo lo negó rotundamente el día 2 de diciembre pasado.

Esta situación me permite exponer que el Código de Justicia Militar aclara en forma eficiente que dentro de los deberes del servicio esta muy bien señalada la cobardía, es decir, el abandono o incumplimiento de su misión, violando su juramento antes citado o evitar exponerse al riesgo personal, para lo cual utilizan simular una enfermedad o lesión, esto conlleva que no es aplicable al delito la eximente del miedo insuperable, ya que el militar al prepararse profesionalmente tiene el deber castrense de “afrontar el peligro y superar el miedo”.

Hemos presenciado como la alta oficialidad se permite ofender a todo aquel profesional que no acepte mezclarse con un socialismo que no está inserto constitucionalmente, lo cual constituye un delito y “…toda persona esta en el deber de denunciar la preparación o comisión de los delitos militares de que tenga conocimiento…” , asi se lee en el artículo 170 del citado código, y para complementar lo dicho, la injuria hacia el subalterno también esta contemplada, e inclusive la negligencia al no cumplir con los deberes correspondientes a su grado o cargo, también tienen sanción; y por ultimo, lo mas denigrante para un militar, el estar incurso en el delito de Cobardía, al no prestar a su Patria el debido apoyo que prometió cuando se le otorgaron presillas o caponas que distinguirían su carrera militar y en cambio busca el camino fácil de pedir la baja, lo cual en un futuro sus hijos y descendientes tendrán esa mancha hereditaria.

Piensen en su Patria, asesórense, instrúyanse y podrán manejar el fusil de la verdad y la dignidad de nuestra Venezuela.

http://www.marthacolmenares.com/2009/05/24/luego-del-juramento-pedir-la-baja-es-cobardia%e2%80%a6/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada