15/1/14

Aparecieron pintadas antisemitas en una sinagoga de Venezuela

El graffiti antisemita fue rociado en las afueras del templo la Keter Torá en el área de San Bernardino, situada cerca de la capital Caracas. La policía local se comprometió a investigar el incidente y dijo que no permitirá que la violencia ataque a venezolanos, independientemente de su religión o color.
La comunidad judía de Venezuela expresó su esperanza de que no se repita en su país pintadas antisemitas, luego de que el pasado fin de semana aparecieran pintadas en la sinagoga Keter Torá, ubicada a pocos kilómetros de Caracas.
No es la primera vez que aparecen pintadas antisemitas en Venezuela. La campaña electoral de 2012 se caracterizó por la presencia del antisemitismo y dirigido particularmente contra el candidato opositor Henrique Capriles Radonski, quien luego perdería con el fallecido presidente Hugo Chávez.
Chávez y una parte de la prensa venezolano atacaron en la campaña electoral a Capriles con la divulgación de artículos y programas antisemitas en los medios ligados al gobierno nacional, en los que se utilizaban sus orígenes judíos para difamarlo, agredir a la comunidad judía local y atacar al sionismo y al Estado de Israel. 
Chàvez y el gobierno venezolano promovió el antisemitismo y recurrió a todo tipo de descalificación. Aparecieron tanto en la prensa como en las calles mensajes y grafitis, con contenido mucho más agresivos a los tradicionales, entre los que se leían “fuera los judíos”, “judíos asesinos” e innumerables agresiones a integrantes de la comunidad judía local.
La deslegitimación y demonización del Estado de Israel condujo a que se equiparara al sionismo con el terrorismo y tenía como objetivo dañar la imagen del pueblo judío.
En la última década, la comunidad judía de Venezuela se ha reducido a la mitad, según el diario israelí Jerusalem Post, que señala que en el 2000 cerca de 18.000 judíos vivían en el país caribeño mientras que desde 2010 sólo hay 9.500.
La mala situación económica, la inseguridad y el antisemitismo son las principales causas de la emigración en masa de la Comunidad judía venezolana, según Salomón Cohén, representante de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV). 
Según Cohen, en 2009 se registraron 200 ataques contra la comunidad judía de Venezuela durante el mandato de Chávez.
El expresidente fue durante su estadía en el poder un enemigo de las políticas del gobierno de Israel, al que acusó de Estado terrorista y asesina y declaró públicamente su apoyo al pueblo palestino.
Chávez también culpó públicamente a Israel de haber cometido un genocidio contra los palestinos y sostuvo que “su régimen fascista se parece mucho a los nazis”. “Los líderes israelíes deberían ser juzgados en un tribunal internacional”, sentenció en aquel entonces el fallecido líder venezonalo.
El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que presidió Chávez fue responsable de organizar manifestaciones públicas contra Israel y rompió relaciones con el Estado judío tras expulsar de su país a la Delegación diplomática israelí a principios de 2009.
El líder venezolano fomentó con sus declaraciones de odio contra Israel la discriminación y los actos violentos de los venezolanos en contra de sus compatriotas judíos, como el vandalismo perpetrado contra sinagogas y comercios de propietarios judíos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada