29/8/10

CHAVISMO EN LAS FFAA ARGENTINAS

RECIBIDO DESDE ARGENTINA. CORTESÍA DE UN OFICIAL DEL EJÉRCITO ARGENTINO.


¡Creer o reventar!

Por Alexis Di Capo para el Informador Público

A partir del gobierno del Presidente Kirchner ha aumentado notoriamente la cantidad de oficiales venezolanos en la República Argentina. Es así que, en el año 2007 cursaron estudios en la Escuela de Guerra del Ejército siete oficiales (entre capitanes y mayores) que fueron incorporados ante el reclamo del Agregado Militar de la República Bolivariana de Venezuela.

Ese mismo año se ordenó la incorporación de varios oficiales venezolanos a la Escuela de Defensa Nacional, que habían sido rechazados por presentarse fuera de término y no reunir los méritos académicos suficientes para cursar el post-grado en dicho Instituto.

Algunos de estos oficiales cursantes en la Escuela Superior de Guerra del Ejército, como el Capitán Harry Morales, hacían gala frente a sus compañeros argentinos y de otros países, de su marxismo practicante, sin ahorrar elogios sobre el Comandante Chávez y su revolución bolivariana. Perplejos, los capitanes argentinos escucharon por boca de estos oficiales chavistas “los relevamientos sociales” que realizaban los sábados y domingos en los asentamientos de La Matanza y Lomas de Zamora. ¿Tendrá algo que ver con estos “ejercicios militares combinados” nuestro piquetero D’Elía y otros dirigentes argentinos chavistas?

Otros ocho oficiales navales cursaron durante el año referido estudios en instituciones de nuestra Armada.

Además de la cantidad de oficiales mencionada, setenta y cinco militares más del Ejército venezolano cursaron carreras en distintas universidades argentinas. No solamente estudiaban, sino que promocionaban la revolución bolivariana chavista.

En este sentido y con la intención de cooptar o adoctrinar acerca del “ideario chavista” los oficiales venezolanos, solían obsequiar a sus compañeros argentinos y profesores un libro. Se trata de “El Código Chávez”, escrito por una periodista venezolana-estadounidense, Eva Golinger. Básicamente es una apología del Presidente Hugo Chávez y se basa en una fuerte crítica a los EEUU como promotores del golpe de abril del 2002 en Venezuela. Lo curioso es que la primera edición se realizó en Caracas en marzo de 2005, pero la segunda en agosto del mismo año se hizo en Buenos Aires. Se imprimió en los talleres gráficos de “La Verdad S.R.L.”, Posadas, Misiones. De edición “gratuita”, la obra fue financiada por PDVSA Argentina S.A.

¿Milicias en el conurbano?

Surge pues, claramente, el accionar político, militar, social y propagandístico de los militares venezolanos en lugares específicos del conurbano bonaerense (asentamientos urbanos o villas de emergencia). El proselitismo chavista abierto llevado a cabo por oficiales en tareas de relevamiento se asemeja a los procedimientos utilizados en Venezuela para la formación de milicias populares. El posible accionar futuro de estos grupos se vería facilitado por la ausencia de un Ejército en aptitud real de cumplir con su mandato constitucional, al encontrarse virtualmente desmantelado.

En la actualidad, y según información de militares argentinos, elementos de las fuerzas especiales venezolanas estarían “trabajando” en la zona de La Matanza, donde “casualmente” acaba de desembarcar la agrupación “Tupac Amaru” de la jujeña Milagro Sala, discípula predilecta de Evo Morales.

La Ministra de Defensa argentina, Nilda Garré, constituiría una pieza clave en esta maniobra y despliegue, ya que facilita el ingreso institucional de oficiales caribeños e impone a los mandos argentinos la incorporación de éstos a los institutos de perfeccionamiento militar. Esta situación podría a su vez tener relación o verse auspiciada por el hecho de que la funcionaria en cuestión se desempeñó como embajadora en Caracas (reemplazó al Embajador Sadous), donde trabó una estrecha amistad con el mandatario venezolano. En este sentido es dable pensar que las medidas tomadas por la funcionaria Garré respecto de su interés por el incremento de intercambio de oficiales entre ambos países (Argentina y Venezuela) serían funcionales a la maniobra hegemónica regional de Chávez, constituyéndose (consciente o no) en un agente al servicio del mandatario venezolano.

Todo parecería indicar que la política de defensa estaría orientada a seguir reformando a las actuales FFAA (o lo que quede de ellas) para que sean compatibles con eventuales milicias populares revolucionarias. Como ocurre en Bolivia con los paramilitares indigenistas, este plan apuntaría a la creación de un soporte militar necesario para garantizar el desarrollo de un proyecto hegemónico.

Actualmente, en 2010, es interesante conocer el perfil de oficiales venezolanos que cursan estudios en la Escuela de Defensa Nacional de nuestro país.

El gobierno caribeño mandó a dos de sus mejores militares a cursar estudios en este instituto. Uno es el Coronel José Carrizales Flores (hermano del ex vicepresidente de Chávez), quien en la cualidad mantiene sendas reuniones con la Federación de Tierra y Vivienda que coordina Luis D’Elía. El coronel Carrizales fue, y lo sigue siendo, uno de los responsables de la formación de las milicias armadas y revolucionarias bolivarianas en Venezuela.

Otro alto oficial que “cursa” estudios en nuestra Escuela de Defensa es el Capitán de Navío Giussepe Alejandro Alessandrelo, quien fue en el año 2009 el responsable y encargado de la compra de armamento a Irán por parte del gobierno de Chávez.

El Coronel José González Peña, Magister en Defensa Nacional, título obtenido en la Universidad de Tres de Febrero, en la actualidad “dicta” clases de adiestramiento (¿físico o militar?) en González Catán a un grupo de treinta personas que pertenecen a las “tropas” del “Gral.” Luis D’Elía. El nexo en este “intercambio cultural” es la Directora de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario del ministerio de Defensa, la Dra. Ileana Arduino, quien tiene a su cargo a la Dra. Nora Bluro, docente de la Escuela de Defensa Nacional, militante del Partido Socialista Auténtico y, como abogada, especialista en Derechos Humanos.

Los destacados y distinguidos oficiales venezolanos, junto a los civiles mencionados, han mantenido reuniones en el camping del Centro Naval de Olivos, las que se “disfrazan” con el rótulo de “UNASUR: Civiles y Militares para una nueva Defensa de América”.

A toda esta actividad no es ajeno el general Aníbal Laiño, director de la Escuela de Defensa Nacional, como tampoco uno de los subsecretarios del Ministerio, el Licenciado Alfredo Forti, figura muy poco simpática para los oficiales de Campo de Mayo.

Ambas personas mencionadas, y con la anuencia de la Universidad de Tres de Febrero, organizaron una carrera de post grado de especialización de “civiles para la defensa” que dura un año. Actualmente están cursando la misma unas veinte personas, en su mayoría militantes de las organizaciones de D’Elía y Emilio Pérsico. El objetivo planteado es que a fin de año, al finalizar el ciclo, estos “nuevos especialistas en Defensa” sean contratados en el ministerio, y el año próximo queden incorporados a la planta permanente del mismo. Esto ya habría generado conflictos con la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) por el hecho de que los nuevos “profesionales” en esta materia serían incorporados sin concurso.

Todas estas actividades (contactos, reuniones, etc.) no podrían llevarse a cabo sin la presencia del argentino “organizador”. Se trata del Capitán de Corbeta Marcelo Sáenz Hinze, cursante en la Escuela de Guerra Naval y en la Escuela de Defensa Nacional. Es un muy efectivo operador de la ministro Garré y ya demostró su incondicionalidad al gobierno. Sus camaradas de armas de la Armada lo saben, sobre todo sus superiores, por lo que parece seguro que no alcanzará la jerarquía necesaria para “bajar cuadritos” o contribuir desde el almirantazgo a consumar la destrucción de las FFAA.

e-mail: argentina@daysocorp.com

Prensa de USA informa decisión criminal de Chávez sobre Hospital Pérez de León.

EL NUEVO HERALD

Dirigentes de la oposición venezolana calificaron de criminal la decisión del presidente Hugo Chávez de suspender la asistencia estatal al mayor hospital de Caracas, acusándolo de jugar con la vida de miles de venezolanos.

La medida, anunciada por Chávez en la noche del jueves, afecta las operaciones y la crucial expansión del Hospital Pérez de León de Petare, el cual atiende anualmente a cientos de miles de personas, la mayoría de ellas de bajos recursos.

La administración del hospital actualmente está bajo la alcaldía del Municipio Sucre, cuyo alcalde, Carlos Ocariz, forma parte del opositor partido Primero Justicia. Chávez dijo que el Estado dejará de otorgar nuevos recursos al centro de asistencia médica, alegando que es administrado por corruptos.

La oposición, sin embargo, dijo que la medida de Chávez sólo busca erosionar la gestión de un popular alcalde, calificándola de despiadada.

"Chávez ha llevado el concepto del apartheid a un extremo de crueldad inimaginable, el de separar a los enfermos del régimen de los enfermos de la oposición'', dijo a El Nuevo Herald Diego Arria, ex embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU). "Es criminal negarle recursos del Estado a un hospital por preferencias políticas''.

Al anunciar la medida, Chávez dejó abierta la posibilidad de suspender el financiamiento estatal de otros centros de atención médica bajo control de funcionarios de la oposición.

"Yo no puedo aprobar esos recursos'', dijo Chávez en el Teatro Teresa Carreño, en un discurso transmitido en cadena nacional. "Yo no puedo aprobar recursos para una alcaldía que además de escuálida [de la oposición], para que se roben la mitad de esos reales [dinero]''.

Añadió que los recursos no serían otorgados a los hospitales hasta que estos pasen a ser administrados por el gobierno central.

El alcalde la alcaldía de Chacao, Leopoldo López, del también opositor Voluntad Popular, dijo que el pronunciamiento de Chávez deja en evidencia el estilo arbitrario con que el gobierno central administra los recursos de los venezolanos.

"Se trata de una decisión política nacional que pasa por encima de la Cons titución, en incluso pasa por encima de consideraciones morales y de humanidad'', López dijo en una entrevista telefónica. "Viola la Constitución porque al presidente no le corresponde disponer de esos fondos; son recursos que se disponen por distribución constitucional y por leyes''.

El director del Hospital Pérez de León, Julio Castro, advirtió en una entrevista transmitida por un canal local de televisión que la decisión de Chávez podría tener serias repercusiones, ya que paraliza la construcción de un edificio que se necesita con urgencia.

"La decisión es grave'', dijo Castro. ‘‘El hospital atiende gente de Caucagua, Guarenas, Guatire, aproximadamente dos millones de personas, y las instalaciones actuales son insuficientes''.

La inseguridad como arma política


Rafael Marrón González - ATV

El drama humano de la inseguridad ha adquirido en Venezuela visos insólitos, que solamente pueden concebirse si la analizamos bajo la óptica de la política de Estado – tal como “el terror de masas” impuesto por Lenin como sistema de control social - pues no es posible imaginar que un gobierno sea tan irresponsable, ineficiente e indiferente ante el terrible dolor que causa el hampa y su incidencia en el aumento de la pobreza por la pérdida de bienes materiales – salario incluido - y el desplazamiento de los más humildes a otra zonas ­abandonando la vivienda propia - para proteger la vida de alguno de sus miembros amenazado por una delincuencia feroz que no perdona ni tiene piedad, lo que evidencia la absoluta negación a su condición humana.
Lo primero que hizo Chávez al llegar al poder fue usar la vigencia del Código Orgánico Procesal Penal – una legislación del primer mundo aplicada en la barbarie cuartomundista venezolana, lo que demuestra el autismo de las élites pobrecitistas idiotizadas por el romanticismo – para liberar a doce mil delincuentes que esperaban juicio, cuyo retardo procesal no debió ser excusa para el perdón de sus crímenes, que fue en última instancia lo que ocurrió, porque ninguno de ellos fue llevado a tribunales posteriormente y fue un ejército de salvajes depredadores que se abatió sobre la sociedad inerme sembrando el terror que el régimen necesitaba para obligar a los venezolanos a abandonar su patria - tal como Fidel obligó a los cubanos a abandonar Cuba – dada la obstinación del pais consciente del valor de la libertad como elemento supremo del progreso humano, de plantarle cara a su proceso de comunistización que degrada al gentilicio y pauperiza los logros espirituales, intelectuales y sociales de la nación. Hoy se calcula que un millón quinientos mil venezolanos – sobre todo jóvenes profesionales y descendientes de nacionalizados – han abandonado el país por miedo y las embajadas y consulados extranjeros están repletos de solicitudes de visas, para solaz y gloria de Fidel Castro que morirá pronto pero con la satisfacción de haber arruinado a Venezuela, su venganza por la inmensa derrota que durante 40 años le infligió en América Latina a su pútrida revolución, el patriota venezolano Rómulo Betancourt.



Aquí manda el hampa


Chávez es un remedo de gobernante – de verbo violento - cuyo gobierno está penetrado por ladrones de toda laya – eufemísticamente llamados corruptos, ahora fortalecidos por la participación de ladrones cubanos - y a cuya sombra los cuerpos policiales están “en un 20%” – sí, oh - en poder de la delincuencia, El Aissami, dixit, – gracias a Bernal y a Barreto que en inédita forma de control del hampa la incorporaron a sus policías, ejemplo que fue revolucionariamente seguido por las demás instancias oficialistas, acción irresponsable que ha situado a Venezuela en los primeros lugares de criminalidad con 70 homicidios por cada cien mil habitantes. La población venezolana, estado por estado, municipio por municipio, es rehén de la delincuencia estimulada por la impunidad, llámese bandas organizadas, fuerzas paramilitares, guerrillas urbanas y extraurbanas – extranjeras y nacionales – carteles de la droga, tráfico de armas, trata de blancas, hampa común multinacional – como en tierra de nadie - o matraqueo cubano-venezolano, que la somete a todo tipo de chantaje, extorsión, robo de vehículos y enseres, secuestro, asalto, violación, arrebatón, sicariato, amenaza o asesinato “por resistencia al atraco”. Las modalidades modernas incluyen las llamadas telefónicas que exigen cantidades de dinero para evitar un supuesto secuestro o un crimen o protección contra el robo de vehículos – lo que se ha determinado las hacen criminales desde las cárceles del país - pasando por el secuestro convencional y el secuestro express – que incluye el practicado a unidades de transporte público cuyos pasajeros deben llamar a sus familiares para que paguen el rescate (entre julio de 2008 y julio del 2009, hubo en Venezuela 16.917 secuestros, de ellos un 82% en la modalidad Express, revela un reportaje de El Nacional) - comisiones para cobro de deudas u otorgamiento de contratos con entes oficiales – corrupto y delincuente es lo mismo - hasta asaltos en plena carretera a unidades de transporte masivo cuyos pasajeros son vejados y despojados de sus pertenencias y de su dignidad. Esta realidad nos refleja que en Venezuela manda el hampa, porque el subgobierno – el gobierno está en Cuba - que se ha instalado en el país está solamente interesado en prorrogar indefinidamente la posibilidad de continuar el saqueo. Sin embargo, en estado cataléptico ante la realidad Chávez culpa a los medios de comunicación, a pesar de que un voluminoso informe de su Sala Situacional, binacional, le advierte que es incierto (87.5%) que el pueblo sea influenciado en su visión de la inseguridad por las noticias o fotografías de los medios de comunicación.


El drama del barrio


La verdad es el único enemigo poderoso que tiene Chávez y la realidad se ha encargado de develarla, por eso acaba de perder – según sondeos de opinión – lo más preciado para un político, no su popularidad, que es veleidosa, y depende, en su caso, de su infinita demagogia, sino su credibilidad. El pueblo ya no le cree ni la hora de su costoso reloj. Pero lo más grave es que en verdad verdadera, Chávez no está interesado en resolver los problemas del pueblo porque en la dependencia y el miedo está su sustento. Pero el pueblo esperanzado - chavista y no chavista – ha percibido esta perversión que lo ha colocado en total estado de indefensión. Uno de los nuevos embates del hampa es el cobro de vacuna para preservar la vida de los hijos del pueblo que caen en prisión. Al prisionero le es arrancada con violencia la información necesaria para que los compinches de los criminales, notifiquen al familiar el monto a pagar semanalmente, dependiendo de sus ingresos, Y todos pagan. Desde el más humilde obrero de la construcción hasta el bodeguero tienen que pagar porque si no lo hacen a tiempo, el hijo muere de manera terrible para escarmiento. Pero eso no le interesa a Chávez. Como tampoco está interesado en el drama de los desplazados, situación que agrava el problema de la pobreza: Si alguna persona, por casualidad, es testigo de un acto delictivo o de un crimen, es señalada como próxima víctima. Y debe mudarse del barrio. Desaparecer del área de influencia de la banda. Y eso significa abandonar su vivienda y emigrar con toda su familia, porque quien se quede paga, a lugares donde debe vivir en condiciones paupérrimas de desarraigo. Con el miedo en la piel. Pero qué le puede importar eso a Chávez. Todavía no se ha percatado que de los cerros es que están bajando los muertos y el dolor de las madres en las morgues. Cuando, por equivocación popular, Chávez llegó al poder, los jóvenes que hoy sucumben en ajustes de cuentas o en enfrentamientos policiales, eran niños entre cinco y diez años. Y este inmenso mega fraude de proporciones históricas, con ingresos petroleros y tributarios jamás soñados por los 40 años de democracia, un apoyo popular sin precedentes y una cohesión política incondicional que le subordinó los demás poderes, no fue capaz de invertir en políticas públicas que ofrecieran un porvenir a esa juventud. Porque, aunque el hampa es una elección voluntaria, en el caso venezolano ha sido el gobierno, con su despilfarro y privilegio a naciones extranjeras en detrimento del sistema productivo nacional generador de empleos, el que ha empujado a los jóvenes rebeldes de los estratos más humildes hacia el delito.


La reversión electoral


Sin embargo a Chávez le está saliendo el asunto por las antípodas: Tanto su maldad como la de su corte de aduladólares, creyeron que el hampa solamente afectaría a la clase media – que viene del pueblo suburbano de la nación - y le dejarían el país para que hiciera de las suyas con los menos informados y más dependientes. Pero, en primer lugar nos negamos a irnos y le hicimos frente durante once años hasta ponerlo en el desamparo donde está hoy. Y, para su sorpresa, los más lesionados han sido precisamente los de las clases populares que lo sustentaron, que han visto como en estos once años la criminalidad ha contaminado su modo de vida, sumiéndolos en el miedo, por la suerte propia y la de los suyos, y en el luto cotidiano por el imperio de la muerte artera que cercena juveniles ilusiones. Por eso de la noche a la mañana reconoce tímidamente su culpa, pero extendiéndola a los gobernadores y alcaldes de oposición a quienes su maldad ha despojados de sus recursos. Pero ya el pueblo no le cree: Sabe que su luto y miedo son culpa suya y lo está esperando en la bajadita del 26S para cobrárselas. Y cierro con las palabras de la eminente ministra de lo improbable María Cristina Iglesias: “Nadie ha hecho tanto por la inseguridad como este gobierno”: Eso es indiscutible.

Manuel Isidro Molina reitera: Chávez sí tiene cáncer


ND.- En su columna de este domingo en La Razón, el periodista Manuel Isidro Molina reitera que “todo cuanto escribí el domingo 22.08.2010 es la verdad.” Según Molina, el presidente Hugo Chávez tiene cáncer.

En respuesta a quienes criticaron que sus fuentes son “incontrastables”, Molina asegura que son “tan cercanas al Presidente que él mismo no se imagina” y que “Casa Militar lo sabe, pero mantiene el secreto, igual que el personal médico que lo asiste”.

Dice además que “esperaba otra respuesta del Presidente de la República”. “La del jueves pasado no fue honesta. Él sabe que en Palacio existe preocupación por su dolencia, que no son inventos de los “escuálidos” como dijo en cadena nacional desde el Teresa Carreño (…) tampoco es verdad que en cuatro oportunidades anteriores se haya corrido la versión de que sufre de cáncer. Lo del domingo pasado en mi columna es la primera vez, y no es una versión sino una información veraz y reservada, por razones obvias.”

Molina rechaza la calificación de escuálido que le endilgó el Presdiente. “Chávez sabe que no soy, por ningún respecto, lo que él llama descalificatoriamente “escuálido”, y mucho menos que participe yo de las movidas de quienes quieren “matarlo”.

Reitera su llamado a informarle la verdad al país. “Un informe médico oficial sobre la salud del Presidente de la República despejaría dudas y desmentidos volanderos, como el del jueves pasado”.

A un mes del 26 de Septiembre: Sabía usted que…

[http://www.robertocarlo14.com/2010/08/un-mes-del-26-de-septiembre-sabia-usted.html]


A un mes del 26 de Septiembre: Sabía usted que…
¿Es usted un venezolano electoralista? ¿Cree a ciegas en la Mesa de la Unidad Democrática? ¿Cree que la oposición está blindada y que ganaremos el 26 de septiembre? ¿Cree que si votamos en cayapa al CNE se le dificultará hacer la trampa? ¿Cree de verdad que la salida será electoral? ¿Cree que Hugo Chávez se dejará quitar la Asamblea Nacional por la vía democrática?
Si es así, entonces permítanme presentarles a continuación algunos argumentos respaldados por documentos y videos.Les recuerdo que no pertenezco a partido político alguno, mi línea editorial es totalmente independiente y soy un “freelance” que me debo a mis lectores y a la patria. Los que me conocen personalmente y los que leen mis columnas saben que creo en una salida cívico-militar constitucional, pero no electoral; debido a la coyuntura actual del país.
¿Por qué no creo en la salida electoral? Por razones como las que les presentaré a continuación:
¿Sabía usted que Félix Arroyo, coordinador nacional de la comisión electoral de la Mesa de la Unidad y subsecretario nacional de la organización Acción Democrática, fue director del Registro Electoral Permanente del CNE durante el referéndum revocatorio del 2004?
Ver enlace: http://www.rnv.gov.ve/noticias/?act=ST&f=&t=3561
¿Quién es Félix Arroyo?
Ver enlace: http://www.box.net/shared/kh2h6xuet2
¿Qué papel juega actualmente este personaje en la Mesa de la Unidad Democrática y por qué no debería ir a votar a ciegas esperando una victoria utópica?
Ver enlace: http://www.box.net/shared/kvprdqnvup

Después de haber visitado los enlaces anteriores me imagino que la confusión y la impotencia lo embargan ya que empieza a entender que por la plata baila el mono y no todo es color de rosas, mucho menos en la Mesa de la Unidad Democrática donde existen supuestos líderes opositores que financiados por el propio régimen, torpedean la unidad y avalan elecciones fraudulentas.
¿Sabía usted que después de que el CNE modificó ilegalmente las circunscripciones electorales de los estados opositores con mayor densidad poblacional, contraviniendo la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPE) y la propia Constitución Nacional a través del “efecto Salamandra”, Chávez le robará a la oposición aproximadamente 40 diputados en las elecciones parlamentarias de Septiembre?

Ver video: http://esdata.info/Salamandra-1
¿Qué dijo la Mesa de la Unidad Democrática a través de su vocero informático Félix Arroyo con respecto a la modificación de las circunscripciones electorales en Miranda y el Distrito Capital?
Ver enlace:
http://www.unidadvenezuela.org/2010/01/mud-descarta-circunscripciones-ideadas-por-psuv-y-espera-por-el-cne/

¿Y entonces, qué les pasa a los grandes demócratas de la Mesa de la Unidad Democrática que aceptan todas las arbitrariedades de la dictadura tan mansamente? O son muy pendejos o juegan para el contrario.
¿Sabía usted que según estudios independientes realizados por expertos en informática de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), desde el referéndum revocatorio del 2004 en Venezuela se han venido realizando fraudes electorales sistemáticos con un universo electoral virtual de aproximadamente 5 millones de personas inexistentes?

Ver video:
http://www.youtube.com/watch?v=Hal-c0qDIa8&p=A1C2496912B6BF8C&index=5&playnext=2
¿Sabía usted que a nivel mundial en cada país el porcentaje de personas aptas para votar ronda el 70% en comparación a su densidad poblacional y en Venezuela es del 100,01%? Es decir, según el CNE en el país todos los mayores de 18 años están inscritos en el Registro Electoral Permanente que ronda los 18 millones de habitantes.
¿Será casualidad que en los únicos países en los que el porcentaje mundial de pobladores y votantes no se respeta es en Cuba, Venezuela y países de corte comunista o dictatorial? No lo creo.
¿Sabía usted que El CNE no ha dado los resultados definitivos ni de la elección presidencial del 2006 ni del referéndum consultivo del 2007, el único proceso electoral que ha ganado la oposición y se debió a una falla técnica en la que hubo más votos que electores, según afirma la doctora Ana Díaz, ex rectora suplente del CNE?
Ver Video:
http://www.marthacolmenares.com/2008/05/14/ana-mercedes-diaz-en-entrevista-dice-por-que-el-cne-no-da-los-resultados-finales-del-2d/
Por cierto, una anécdota que ya he escrito antes y presentaré de nuevo, es la de la ex rectora suplente del CNE, Ana Díaz, quien se presentó en el comando nacional de Manuel Rosales con el señor Carlos Guyon en la noche del 3 de diciembre del 2006, con las pruebas de las irregularidades cometidas por el CNE en la elección presidencial de ese año, y ante la mirada impávida de los observadores internacionales fue sacada a la fuerza del recinto por órdenes de Omar Barboza, jefe de campaña de Manuel Rosales y actual dirigente de la Mesa de la Unidad Democrática.
Los interesados y/o incrédulos con respecto a este punto, pueden enviarme un email y con mucho gusto se lo referiré a la señora Ana Díaz para que ella misma les aclare el asunto que ya ha sido denunciado con anterioridad.
¿Además de lo antes expuesto, sabía usted que el Consejo Nacional Electoral no permitirá la observación internacional en las elecciones parlamentarias del próximo mes de septiembre y los representantes de la Mesa de la Unidad Democrática no tendrán acceso a la sala de totalización del CNE?
El CNE sólo acreditará lo que ellos han denominado “acompañantes internacionales” que no tendrán acceso al proceso ni podrán intervenir ni declarar públicamente. ¿Es esto democracia? ¿Creen ustedes que con semejantes condiciones no habrá fraude?

Para rematar la faena, la tristemente recordada Jennifer McCoy, representante del Centro Carter y colaboradora electoral a nivel internacional del régimen desde el referéndum revocatorio del 2004, se reunió con Tibisay Lucena, directora del CNE hace pocos días, para acordar su participación “imparcial” en el proceso comicial.
Los petrodólares dan para todo y el manisero Carter se ha caracterizado por congeniar con los dictadores de Latinoamérica, África y la Europa oriental desde hace muchos años; no lo digo yo, eso es un hecho histórico reprochado por los propios estadounidenses.
Si desean ahondar en todo lo relacionado a los fraudes electorales y a las condiciones adversas que tendremos que enfrentar los venezolanos democráticos el próximo 26 de septiembre, pueden visitar la siguiente página web:
Enlace: http://esdata.info/2010

Conclusión
No existe la más remota posibilidad de que las fuerzas democráticas triunfen en las próximas elecciones. Vivimos en una dictadura legalizada en donde los líderes opositores le hacen el juego al régimen por miedo, conformismo, miopía histórica y algunos hasta por remuneraciones económicas. La Mesa de la Unidad Democrática se encuentra infiltrada por el régimen y los pocos patriotas verdaderos que quedan, son execrados y vetados oficialmente por los medios comunicacionales opositores, incluyendo globovision.
El haber aceptado la modificación de las circunscripciones electorales, el no haber exigido la depuración del Registro Electoral Permanente, el haber aceptado el veto a los observadores internacionales, el seguir acudiendo a elecciones fraudulentas con maquinitas de loterías que fueron modificadas para convertirlas en trampas electorales; y el no terminar de entender que la salida nunca será a través de los votos, nos ha colocado en una situación precaria de consecuencias impredecibles; que seguramente devendrá en un levantamiento popular sangriento.
A partir del 27 de septiembre el pueblo se radicalizará a extremos nunca vistos ya que entenderá finalmente que su voluntad popular ha sido burlada de nuevo, y que el resultado de las elecciones no se corresponde con el sentimiento mayoritario de la población nacional. Entenderán que su voluntad no solo fue burlada por el régimen comunista, sino también por los dirigentes opositores colaboracionistas que vendieron al pueblo por una ínfima cuota de poder con tal de seguir defendiendo su “status quo”.
La oposición no obtendrá más de 55 diputados y Chávez tendrá carta blanca para desmontar lo poco que queda de civilización democrática-republicana en cuestión de meses. Esto generará una confrontación entre la RESISTENCIA PATRIOTA que actualmente se organiza en el país y las bandas paramilitares chavistas, lo cual producirá inevitablemente el accionar patriota de la reserva moral de las Fuerzas Armadas Nacionales y el derrocamiento del tirano
Creo que el 26 de septiembre es necesario para que el pueblo termine de reaccionar y la “tercera vía”, movimiento político“underground” que busca el derrocamiento de Chávez a través de la desobediencia civil y las movilizaciones de calle generalizadas, salga fortalecida. Después del 26 de septiembre la “tercera vía” tendrá la responsabilidad de aglutinar a las grandes masas frustradas y a la deriva, indicándoles el camino rebelde y las acciones a tomar.
Lanzo una plegaría al cielo y le ruego al universo para que a partir del 27 de septiembre mis compatriotas terminen de abrir los ojos y se unan a la lucha patriota de emancipación y libertad. Somos mayoría, derrocaremos al tirano y reconstruiremos la patria. Venezuela renacerá de las cenizas: ¡Nuestro Norte es la Liberación!


“Cada pueblo será libre a su modo y disfrutará de su soberanía, según la voluntad de su conciencia”
Simón Bolívar


Patria, Democracia y Libertad!

Chávez, despídete de 2012

La verdad es que el Gobierno tiene que estar desesperado: en plena campaña electoral tiene a las dos terceras partes del país molestas con su desempeño; y al tercio que lo apoya, desilusionado. No hay que ser un genio para prever que el 26 de septiembre muchos de los molestos saldrán a votar para sacar a las focas de la Asamblea Nacional, mientras que los desilusionados tratarán de pasar agachados. En resumen, muchos votos en contra de Chávez y mucha abstención a su favor. Sí, veo al Gobierno muy mal y si haca faltaba alguna prueba del "desespermetro" de Esteban, la visita esta semana a su oráculo en La Habana comprueba el alto nivel de su fiebre. Desafortunadamente para él, Fidel no puede ayudarlo mucho en esta oportunidad porque ya exportó a Venezuela todo el talento que tenía. En efecto, en 2003 salvó a su discípulo de una derrota en el revocatorio presidencial al recomendarle que alargara la cosa un añito mientras llegaban los médicos cubanos junto a las misiones y les funcionaban.

Pero para estas elecciones Barrio Adentro ya es un fracaso, el G2 poco asusta y ni hablar de darle un empujoncito al 26S para fechas más afortunadas sin que ello implique salirse de la Constitución. Por eso el desespero. Qué quiere decir perder el 26 de septiembre para este gobierno? Veamos.

En mi criterio, existen dos parámetros para definir la derrota de Chávez en las próximas elecciones: 1.- los candidatos de la Mesa de la Unidad logran captar más de 50% de los votos independientemente del número de curules que logren en la Asamblea Nacional; y 2.El Gobierno no consigue mantener el control de las dos terceras partes del Parlamento. El Gobierno sabe que ambas cosas sucederán a pesar de todos los abusos, los chanchullos y el ventajismo que lo caracteriza.

Esta derrota política de Chávez luego de la del referéndum para la reforma constitucional del 2 de diciembre de 2007 puede significar el fin de sus aspiraciones para 2012. Si la mayora vota en contra de él y pierde en el voto popular, puede surgir otra figura que lo rete dentro del PSUV. Es decir, mientras más insiste en convertir a estas elecciones en un plebiscito, más pierde si las pierde.

Sólo 35% aprueba el desempeño de Chávez. Y para colmo, la tendencia es a la baja. Ello coloca su popularidad a los niveles que tenía durante el Firmazo y el Reafirmazo. Muchos dirán que el apoyo de un tercio de la población es todavía una cantidad considerable, y lo es.

Sin embargo, lo que nos dice la historia reciente es que cuando los porcentajes de aprobación llegan a esos bajos porcentajes, el rechazo representado por el sector más organizado del país se articula y se activa para castigar al Gobierno. Quizás por ello su respuesta desesperada siga siendo la que conocemos: la del amedrentamiento, la amenaza y el abuso de poder como el que exhibió grotescamente en el acto de juramentación de las patrullas revolucionarias, en el cual ordenó demoler a la contrarrevolución. ¿Cuál contrarrevolución? ¿La de 80% del país que está en desacuerdo con su proyecto marxista? ¿La de 80% de los venezolanos que se opone a sus ataques a la propiedad privada y a la libertad de expresión? ¿La Venezuela que apoyó la foto de la morgue hacinada de cadáveres publicada por este diario como tributo al dolor de un país y como rechazo y condena a la funesta insensibilidad de este gobierno? No, lo que tiene que entender Esteban es que ya no puede demoler a un país que le reclama su indiferencia ante la muerte, el crimen, la pobreza y el desabastecimiento. Por eso se las va a cobrar completicas el 26 de septiembre y la rabia subterránea que usted pretende ensordecer con miedo se tornará en esperanza en el acto de votar.

¡NOS ESTÁN MATANDO A TODOS!



Agustín Blanco Muñoz



Todos sabemos, aunque no lo aceptemos, que aquí estamos cercados por la persecución, el atropello, la muerte. Y en el contexto del asesinato diario, registros como los de Fuerte Tiuna, o cualquier cárcel, barrio, calle o casa, no marcan diferencia alguna.



Se nos acostumbró a convivir y sobrevivir a la muerte. Una perversa manera de aniquilar, someter, matar a toda una sociedad.



En este cuadro hay que situarse para examinar la tragedia a que ha sido sometido Franklin Brito, quien en medio de tanto asedio nos acusa a todos con una condición humana que se expresa en firmeza en sus convicciones, decisión, capacidad de lucha, desprendimiento, valentía y perseverancia.



No es cuestión de debatir sobre el despojo de que fue objeto. A esta hora el registro de su pelea no se puede medir en metros de tierra expropiados.



Lo que estamos obligados a aprehender es la firmeza y profundidad de una protesta. Algo que nos falta a muchos en quienes el cálculo, acomodo y la ausencia de todo compromiso nos convierte en simples observadores o fichas utilizadas por otros para ponerlas a cumplir el papel que les conviene.



Brito no ha podido ser doblegado por la mediatización ni aplicación de la fuerza de un régimen que ha entendido que carece de las armas que, en el terreno de la ética, puedan hacer frente a la solvente posición de este hombre dispuesto al sacrificio por lo que cree.



El régimen sabe que no ha podido ni podrá doblegar esta muralla. Pero del otro lado, quienes no comulgamos con las acciones de persecución y destrucción que aquí se acometen, sentimos también que Brito es invencible, no en cuanto a capacidad física que puede ser exterminada por el asesinato de turno, sino en su carácter de mensajero de un tiempo de justicia, democracia y libertad.



Franklin se está jugando la vida. Las fuerzas políticas y sociales opuestas al régimen lo hemos abandonado a su suerte. En un comienzo llamó la atención que una persona se atreviera a desafiar públicamente a la revolución venecubana.



Para los medios de comunicación fue noticia porque constituía un factor de denuncia y confrontación, ubicada a la puerta de la sede de la OEA. Un hombre y una familia denunciando las arbitrariedades de un régimen autoritario y totalitario.



Hace mas de 8 meses meses secuestraron a Franklin en el Hospital Militar. Y con ello sólo han logrado que extreme su protesta. La esposa y la hija piden una firma para una carta al golpista-presidente solicitando se pronuncie sobre el caso.



Además de dejar solo a Franklin ni siquiera firmamos la carta pidiéndole al GP que le devuelva sus propiedades. Cierto, muchos no firmaron porque les da arrechera pedirle favores a Tribilín, otros porque es una manera de reconocerlo y los más porque tienen la certeza de que a este régimen no le importa la muerte de este ejemplo.



La cúpula venecubana tiene la convicción de que ni siquiera un evento de esa magnitud conmoverá las fuerzas políticas y sociales supuestamente enfrentadas al régimen.



Y si bien esa actitud no define esta sociedad, el régimen ha logrado que cada día se desdibujen más las fronteras entre lo individual y lo colectivo.



Y cualquiera sea la causa de sus reclamos, el gesto individual y solitario de FB, representa a cada uno de quienes han sido heridos, expropiados, sojuzgados, sometidos, masacrados o domesticados en este expaís.



En un espacio que no oye ni reconoce otro grito que el del GP y de quienes avalan esta destrucción, el silencio avasallante de FB cobra fuerza de altos decibeles. Su deterioro físico es nuestro propio deterioro.



Y si llegase a ocurrir una mayor muerte a la que ya ha sido sometido, mucho de lo nuestro seguirá muriendo con él, dejándonos aún más débiles e indefensos.



El poco de país que nos queda se sintetiza hoy en una militarada cada vez más totalitaria y en un colectivo diluido en sus penurias, sufrimientos y carencias.



Y en la medida en que la persecución y la agresión crecen, aumenta consistentemente la acusación de Franklin que a todos nos dice que estamos emparentados e identificados con el crimen.



Quede claro entonces, que en el contexto de esta revolución venecubano-bolivariana está ya instalada la acusación de quien califica a los actores oficialistas de masacradores y a quienes nos oponemos a ellos de cómplices y colaboradores silentes.



Duros, trágicos, inhumanos estos tiempos de asesinos y negadores de toda trascendencia. abm333@gmail.com




El Universal, 27 de agosto del 2010.

El que rie de último...

Cadenas igual a propaganda electoral

El malechor en Jefe, dijo que: " en respeto" a las normas del CNE", no hará mas aló delincuente hasta OCTUBRE de este año, pero ¿ las cadenas diarias, no son utilizadas por EL para hacer proselitismo político en "promoción" de los diputados del PUS y del SUCIALISMO del sigloXXI, como "panacea" de todos los males de la humanidad?. AJA y la cuerda de pendejos de la MUD, ¿porque se la calan y no le aplican la misma?. Lo que es igual, no es trampa..."señores". Quedándose callados para sacar "veinte" en conducta ante estos MALANDROS, no es ser CORRECTO es ser PENDEJOS!!!!

Por otra parte, alguien se ha preguntado ¿que es lo que hará cuando el 26S, a las 2:00AM y en cadena nacional, la "señora" aquella diga que - a pesar que las "oposiciones" sacaron mas votos - solo obtuvieron los 35 diputados que es la máxima cifra de diputados que según se dice, se obtendrán en esa fecha?.

Se acostarán muy tranquilos pensado que:


algo es algo y peor es nada
en el 2012 si es verdad que lo jodemos
nos volvieron a estafar
ninguna de las anteriores y continuando en su actitud de zombie, no pensará en nada


Aqui todo el mundo anda apendejeado...no se si será por causa del fluor u otra substancia desconocida que le pudieran estar agregando al agua, las rociadas de chemtrails en la atmósfera o las brujerías de los babalaos, pero carajo "señores", despertemos de una buena vez, porque nos están dejando sin país.

Durante todos estos años de lucha, el Pueblo verdaderamente democrático a puesto los muertos, los presos, sus empresas y sus empleos y, los POLÍTICOS de OPOSICIÓN, ¿que es están esperando para devolver con CRECES, tanto SACRIFICIO? ¿o es que van a seguir esperando que los demás le sigamos haciendo el trabajo para que después vengan con sus caras muy lavadas a intentar reclamar lo que no les CORRESPONDE?

Pués NO!!! y que nadie me venga a decir que esto es lo que tenemos y que por eso, debemos "arriar" con ellos. Si vamos a seguir con los vivos de siempre, para el consabido quítate TU pa´ponerme YO, entonces, que el último apague la LUZ y cierre la puerta.....porque el joropo será laaaargooo y tendido!!!
Vicente Zaccaro

PDVSA estaría negociando vender sus acciones en las refinerías de Alemania a una empresa rusa

Esto es un vulgar saqueo, donde ellos saben que les sale paliza el 26/9, y sis es así de vender las acciones de PDVSA, es porque están haciendo maletas.


La firma petrolera rusa OAO Rosneft estaría en negociaciones muy avanzadas con PDVSA para adquirir la participación de la empresa pública venezolana en cuatro refinerías que se encuentran ubicadas en Alemania.

PDVSA es titular del 50% de las acciones de la empresa alemana Ruhr Oel GmbH, la cual es la propietaria de las 4 refinerías (Bayern Oil, Gelsenkirchen, MiRO Karlsruhe and PCK Schwedt) y el acuerdo de venta de esas acciones estaría prácticamente cerrada aunque el proceso tardaría aún varias semanas, de acuerdo a información de The Wall Street Journal.

La empresa británica BP es la titular del resto de acciones de la empresa alemana y, dado que tiene un derecho de compra sobre esas acciones en caso de que PDVSA las venda, la firma rusa habría negociado con ella y le habría ofrecido un lucrativo acuerdo para explorar en el Artico a cambio de su autorización a su entrada en Ruhr Oel GmbH. BP y Rosneft ya tienen otros negocios juntas por lo cual el trato sobre la firma alemana ampliaría aún más su asociación.

La participación de PDVSA estaría valorada en unos 2.000 millones de US $ aunque los bajos márgenes comerciales, la sobre-capacidad de la industria y la baja demanda de productos petroleros en Europa habría hecho bajar algo su precio.

Aunque la cifra que percibirá PDVSA no se conoce, expertos afirman que estaría entre los 1.500 y los 2.000 millones de US $.

La empresa pública venezolana no ha emitido comentarios sobre las aseveraciones del diario económico, por lo cual la información es extraoficial.

Médico venezolano destapa la olla de "Barrio Adentro"

Actualmente tenemos 60 pasantes de barrio adentro y 9 de la UDO. Es increíble la falta de formación de los de barrio adentro, ellos me confiesan que nunca han visto microbiología, anatomía, bioquímica, fisiología, parasitología, embriología. etc.


Soy profesor de pre y post grado de Cirugía en el Hospital docente asistencial de Guaiparo, en San Felix - Edo. Bolivar. Actualmente tenemos 60 pasantes de Barrio Adentro y 9 de la UDO. Es increíble la falta de formación de los de Barrio Adentro, ellos me confiesan que nunca han visto microbiología, anatomía, bioquímica, fisiología, parasitología, embriología, etc.

Dicen: "solo por computadoras profesor", no tienen idea por lo tanto de conceptos tan básicos como asepsia y antisepsia, no saben suturar, ni cómo comportarse en un quirofano. "Hay sus excepciones muy particulares", sin embargo se graduarán, a pesar de que cuando pasamos revistas todos los días a los pacientes hospitalizados, no caben en los cuartos, no pueden caber 609 estudiantes de pregrado, 15 de post grado y 22 profesores en un cuarto a pesar de que les hagamos preguntas básicas donde desnudamos su ignorancia en materias médicas aun cuando los raspemos producto de su ignorancia. En mi caso, el promedio de los estudiantes de Barrio Adentro es de 1,65 sobre 10, a pesar de todo eso pasarán: aparentemente, en la Universidad Bolivariana hay la autoevaluación, la co-evaluación y la exo-evaluación que significa la nota que yo me pongo, la nota que me ponen mis compañeros y la que me pone el profesor.

Si yo me pongo 20 y mis compañeros me ponen 20, lo que diga el profesor no importa. He dicho que ellos irán primero a maltratar y hacer iatrogenia a sus propios familiares en el barrio de donde provienen (los destinan allí) luego de un año optarán por los cargos en los hospitales y con ellos hará el gobierno lo que hace con los maestros y profesores graduados de los pedagógicos que prefieren a los provenientes de la misión Rivas a pesar de que no saben nada.

Al año siguiente, estos “médicos” optarán por los cursos de postgrado y en 3 años tendremos todos los hospitales invadidos por "especialistas" de toda clase que en realidad no saben nada de nada. Imagínense los resultados. Al gobierno no le importa la salud de su pueblo.



Dr. Raúl Viera

MÉDICO VENEZOLANO

.

La sintaxis electoral: el caso Venezuela

Fernando Mires


1.
He sabido que frente a las elecciones parlamentarias que tendrán lugar en Venezuela el 26 de septiembre del 2010 varios comentaristas opinan de acuerdo al valor concedido a determinadas encuestas, reconociéndose, además, que existen encuestas oficialistas y otras que no lo son, y que las oficialistas dan por ganadores a las fuerzas oficialistas y las no oficialistas a las no oficialistas. De ahí que es recomendable a todo quien quiera escribir un análisis político no dar a las encuestas más valor que el que damos a los horóscopos, a menos que creamos de verdad en la astrología, tema que al autor de estas líneas es tan ajeno como la nigromancia o la alquimia.

No es que las encuestas sean falsas. Pienso, por el contrario, que quienes las hacen toman muy en serio su trabajo y que algunos actúan, además, de acuerdo a criterios objetivos. Más aún, las encuestas reflejan en algunos casos la verdad, pero –éste es el “quid” del asunto- sólo la verdad del día, hora y minuto en que se hacen las encuestas. Afortunadamente los seres humanos cambiamos de opinión cada cierto tiempo, y escribo afortunadamente, pues si nadie cambiara de opinión, no sólo las encuestas estarían de más; las elecciones también.

Las elecciones son luchas por el poder cuantitativo. Se trata de obtener más votos que el enemigo lo que explica que muchas veces ocurre que quienes menos se preocupan de política son los que definen los resultados, sobre todo cuando las elecciones tienen lugar, como ocurrirá en Venezuela, entre dos fuerzas diametralmente opuestas: la del chavismo y las del anti- chavismo. De ahí que el objetivo es, primero, que los indecisos se decidan, y segundo, que los decididos abandonen su decisión y pasen al otro lado.

Hay otras razones que obligan a restar cierta importancia a las encuestas. Una de las más relevantes es que, al igual que nosotros, la realidad también cambia. A veces, un acontecimiento que ocurre un par de días antes de una elección, puede decidir su resultado. Recordemos, a manera de ejemplo, como los actos de terror ocurridos en España el 11 de marzo del 2004 cambiaron la opinión electoral e hicieron posible que Rodriguez Zapatero y no Rajoy –quien arrasaba en las encuestas –llegara al gobierno.
Esas son, entre otras, razones por las cuales una lucha electoral no debe darse por terminada hasta el día antes de la elección. Aún está fresco el recuerdo del fracaso rotundo de las encuestas colombianas que daban una altísima votación a Antanas Mokus quien obtuvo, al final, sólo un magro 27,5%. Todavía las encuestadoras colombianas están intentando justificar el papelón que jugaron.

Pero si nuestras opiniones no están basadas en encuestas ¿quiere decir que las opiniones deben estar libradas a la pura subjetividad del analista? En efecto; si la función del analista político fuera la de adelantar resultados, no hay otra alternativa que recurrir a encuestas. Pero ¿es ésa la tarea del analista político?

La verdad, no hay nada más dañino para un análisis que hacer profecías. Por supuesto, ningún análisis es completo si renuncia a la presentación de algunos escenarios posibles, pero siempre bajo el entendido de que se trata de simples hipótesis. En otras palabras, nadie tiene las llaves de las puertas del futuro. Ahora, aquello que sí se pide a todo analista frente a unas elecciones, es presentar un cuadro de las diversas correlaciones de fuerzas, y eso significa, en primera línea, ocuparse de la sintaxis política del momento. Afirmación que obliga a explicar con qué se come eso.

La sintaxis, como es sabido, es aquella parte de la gramática que se ocupa de precisar el orden de las oraciones, determinando el lugar que ha de corresponder al sujeto y al predicado, a la proposición y al pronombre, al adjetivo y al sustantivo, al significante y al significado. De ahí que los semióticos modernos opinan que la sintaxis asegura el orden del discurso, de tal modo que cada discusión filosófica o política es, en el fondo, una discusión sintáxica. Pues bien, como muchos de los términos que usamos, el origen primario de las palabras no viene de la discusión galana sino de su realidad antecesora: la guerra. En efecto, en la Grecia pre-helénica la sintaxis era la disciplina destinada a estudiar el orden de los ejércitos antes de las batallas de acuerdo a un conocimiento previo del orden (sintaxis) del ejército enemigo. De este modo la sintaxis militar precisaba lo espacios donde debería actuar la infantería, la caballería, los escuderos, los flecheros y los lanceros. Así, la construcción de una sintaxis equivocada podía determinar la derrota frente a un enemigo más débil. En la política ocurre lo mismo. Una palabra equivocada, o un desorden discursivo, puede llevar a la pérdida de puntos en una contienda electoral.

Con ello quiero decir: todo argumento es una construcción sintáxica y los argumentos son armas de esa guerra gramatical que es la política.
Sin embargo, a diferencias del arte de la guerra, en donde se trata de ocupar espacios territoriales, a través del arte de la política intentamos ocupar espacios argumentales que en la política reciben el nombre de temas. Luego, quien ocupe los temas predominantes puede situarse en mejores posiciones electorales que su enemigo. Ello supone, por supuesto, que para ganar a la opinión pública a través de la sintáxis discursiva es necesaria una mínima libertad de opinión. Es por eso que todos los regímenes dictatoriales -y los que quieren serlo- buscan suprimir la libertad de opinión (y por supuesto, a sus medios de expresión) Pero al hacerlo destruyen la sintaxis política y con ello a la propia política.

2.
Analizar la sintaxis electoral de un país tan complejo como Venezuela obliga a hacer simplificaciones; y la más grande es la que se da entre los dos frentes nacionales: el chavismo y el anti-chavismo. Entre esos dos frentes está el campo del no-chavismo que tanto el chavismo como el antichavismo intentarán ocupar. Luego, avanzar hacia esa franja intermedia que es el no-chavismo, presupone analizar la sintaxis al interior de cada uno de los frentes en conflicto, y luego, ver en que medida cada una de esas fuerzas se encuentra en mejores condiciones de ocupar temas electoralmente decisivos.

Ahora bien, entre el chavismo y el antichavismo existe una ya larga división del trabajo. Mientras el chavismo ha logrado erigirse en representación del tema de las necesidades sociales, el anti-chavismo lo ha hecho en representación del tema de las libertades políticas. Esos son, por lo demás, los temas preferidos de cada una de las fuerzas en conflicto.

No obstante, después de 12 años de chavismo será posible afirmar que en lo que respecta al primer tema, el de las necesidades sociales, el chavismo ya no es lo mismo que antes. Por supuesto, mantiene su presencia en las misiones y continúa su práctica asistencial. Pero, paralelamente, sus propios seguidores son afectados por la inflación que el gobierno, definitivamente, no sabe controlar. A la vez, las miles de toneladas de alimentos descompuestos que aún siguen encontrándose en puertos y cercanías no ayuda a incrementar la popularidad del gobierno. Si a ello sumamos la incapacidad oficialista para afrontar el tema de la seguridad ciudadana, que también golpea fuerte a los sectores populares, hay que convenir que el bastión social, fortaleza tradicional del gobierno, se encuentra sumamente deteriorado.

Tampoco ha logrado el chavismo aumentar el espacio de legitimidad democrática. Al contrario, el gobierno no sólo controla los tres poderes públicos, sino que lo hace sin el menor pudor, encarcelando opositores sin presentar pruebas, cercenando los espacios de libertad comunicacional, convirtiendo al ejército y a la policía en fracciones armadas del Partido del Estado, difamando y reprimiendo a sus adversarios como cualquiera dictadura tradicional. En breve: el gobierno ha dilapidado el capital de legitimidad democrática que llegó a alcanzar después del intento de golpe de estado del 2002. Es por eso que hoy se suman y suman voces que señalan que el gobierno ya no es democrático sino dictatorial. En breve: el oficialismo ha perdido una parte del capital popular y democrático que le dio origen. Le queda, por cierto, un tercer mega-tema, uno que ha sido, por así decirlo, su marca de fábrica: el nacionalismo.

Pero aún en la agitación del tema nacionalista es posible detectar retrocesos que, bajo condiciones normales deberán hacerse presente en los escrutinios de septiembre. Por cierto, la prédica nacionalista -propia a la impronta militar del régimen- sigue activa, pero en un escenario que ya no es el mismo de hace algunos años. Para precisar hay que tomar en cuenta que el nacionalismo, para que bien funcione, requiere de enemigos “anti-nacionales” muy bien configurados. Fue así que Chávez logró construir un esquema de acuerdo al cual “los enemigos de la nación” eran principalmente dos: los EEUU y la “oligarquía colombiana”. A partir de esa premisa, la oposición fue presentada como “una burguesía apátrida vendida al imperio”. Ahora, para que ese rudimentario esquema funcionara debía ser personificado. Así, Bush y Uribe fueron convertidos, de acuerdo al imaginario chavista, en los enemigos principales de la nación. Levantar a Bush como enemigo era, por lo demás, muy fácil: Bush llegó a ser uno de los gobernantes menos populares del mundo. Con Uribe era más difícil pero, por lo menos entre los chavistas más adictos, también lo consiguió. Hoy, en cambio, en lugar de Bush está Obama, uno de los pocos gobernantes norteamericanos que ha logrado ser popular en América Latina. Y en lugar de Uribe está Santos con quien Chávez acaba de dar “vuelta a la página” en Santa Marta. A través de esa “vuelta de página” a Chávez no le queda más alternativa que aparecer como el representante de la paz y, convengamos, ese no es el papel que más le sienta. Así, sin enemigo personificado, la agitación nacionalista no es más que prédica abstracta que ya no puede desatar las pasiones que Chávez logró concitar en el pasado. El cuadro nacionalista se ve aún más deteriorado si consideramos, por otra parte, que la oposición también está en condiciones de agitar banderas nacionalistas en contra, esta vez, de la ocupación cubana del ejército venezolano y de la ocupación territorial de las FARC en los límites colombo-venezolanos.

3
Analizando la formación sintáxica del discurso chavista, es posible afirmar que ese discurso se encuentra muy gastado, lo que por lo demás es lógico: cuando llegó al gobierno el chavismo tenía mucho futuro y ningún pasado. Hoy tiene mucho pasado y cada vez menos futuro. Ha perdido consistencia social, no ha logrado mantener su legitimidad democrática y la carta nacionalista ya no puede ser usada con eficacia. ¿Son razones para que el anti-chavismo cante anticipadamente victoria? No. De ningún modo.

Las tres razones mencionadas deberían llevar a la derrota a cualquier gobierno normal en cualquier país normal. Pero ni de lo uno ni de lo otro estamos hablando aquí. Hay que tener en cuenta que el chavismo es un proyecto de toma del poder total, no sólo de los poderes públicos, que ya los posee, sino del conjunto de la sociedad y que, por lo mismo, dispone de mecanismos destinados a asegurar ese objetivo. De esos mecanismos hay por lo menos tres que le son muy propios. Ellos son: 1) El control absoluto del Estado (sobre todo ejército y policía) 2) Un líder mítico y 3) un Partido-Estado.

El control del Estado por un gobierno es una ventaja enorme en las luchas electorales. Más todavía si el gobierno da a las elecciones un sentido militar, a saber: una batalla que hay que ganar en una guerra total. Así, el gobierno está en condiciones de invertir sumas inmensas en campañas electorales. Más todavía, puede movilizar comandos y batallones electorales con el objetivo de intimidar a los más indecisos. De acuerdo a esa estrategia, lo que no se consigue con argumentos puede conseguirse por medio del terror callejero. Y para que nadie se engañe, Chávez ha lanzado ya la consigna de “demoler a la oposición”. Si las huestes menos políticas del chavismo –y son muchas- entienden el verbo “demoler” en sentido literal, sabremos por lo menos quien fue el autor intelectual de actos de violencia para-militar que, dicho con cierta seguridad, acompañarán a estas elecciones.

El liderazgo de Chávez está dirigido a los sectores políticamente (aunque no económicamente) más atrasados de la nación, sectores para los cuales Chávez no sólo es un representante de intereses sino de símbolos y visiones apocalípticas anidadas en las profundidades más recónditas del inconsciente colectivo. En cierto modo el liderazgo de Chávez, menos que socioeconómico y más que ideológico, es pseudo-religioso (basta recordar las ceremonias de ultratumba practicadas por el líder) Eso quiere decir que Chávez cuenta con un sector de la población cuyas motivaciones no son lógicas sino míticas. Es por eso que el mensaje chavista nunca ha calado en los estratos más educados y cultos de la sociedad. Pero sí, y con mucha fuerza, en un universo marginal, semirural y rural, dispuesto a seguir a cualquier mesías iluminado que ofrezca una utopía vindicatoria, un más allá redencionista y un futuro promisorio. Eso quiere decir que, aunque el gobierno chavista sea un desastre –y lo es- aunque la economía se venga abajo – y se viene- aunque la inflación suba a los cielos- y sube- aunque la corrupción aumente- y aumenta- ese sector de la sociedad seguirá siendo chavista hasta el fin de sus días. En fin, el chavismo cuenta con un capital socio-cultural constante y con un capital socio-económico variable. El detalle es que el primer capital no es muy pequeño. Y, a juzgar por los resultados electorales del pasado, parece ser más grande que el segundo.

El problema para Chávez es que en las parlamentarias el candidato no será Chávez. De ahí que, como siempre, el presidente se apresta a dar a las elecciones un carácter plebiscitario. Por eso es muy importante que sus candidatos vistan, actúen y hablen como Chávez. Un ejército de chavecitos uniformados destinados a repetir “la voz del amo” a través de campos y ciudades. Ellos no hablarán por su boca; ellos serán las bocas de Chávez. Si ese proyecto resulta, está por verse. Eso depende en gran parte si los candidatos de la oposición no se dejan ganar las calles. En cualquier caso, si estos últimos se equivocan, se equivocarán ellos mismos. Pero si Chávez se equivoca, se equivocarán todos sus candidatos; y a la vez.

En tercer lugar, y tal vez el más importante, es que el chavismo cuenta con un partido único de Estado, el PSUV, el que no es un partido en el sentido político del término. Para decirlo así: el PSUV es antes que nada la representación política del Estado en el interior de la sociedad venezolana, o lo que es parecido: es la prolongación del Estado hacia “abajo”. Es, en fin, un partido totalitario de un proyecto totalitario en un país no totalitario. Sus antecesores históricos son los Partidos-Estados de los países comunistas y en América Latina su predecesor más conocido es el PRI mexicano. Debido a esa razón, la adhesión al PSUV no sólo es ideológica o emocional, como es la que existe en los partidos políticos normales.

Para ser más precisos: el PSUV agrupa en su interior a dos contingentes: el burocrático y el militar. Esa es la diferencia con el PC cubano que no es más que una rama civil del Ejército. Dicho en el propio lenguaje marxista: el PSUV es un aparato ideológico y represivo de la maquinaria del Estado, un instrumento de la clase estatal dominante en el Estado más hipertrofiado de todo el continente. Debido a esas razones, quien quiera escalar posiciones administrativas, militares o policiales, debe ser del PSUV. Quien quiera tener acceso a bienes, o ascender social o profesionalmente, debe ser del PSUV. Quien quiera recibir beneficios de misiones y otras prebendas, debe ser del PSUV.

Está casi de más decir que en tiempos de elecciones el PSUV se transforma en una formidable máquina de agitación, represión y propaganda cuyo objetivo es, como dice su líder, demoler a la oposición. La oposición, por su lado, no cuenta con nada parecido. Es por eso que cada elección en Venezuela es una lucha extremadamente desigual y, por lo mismo, dudosamente democrática. Luego, lo que debe asombrar no es que el PSUV obtenga victorias electorales sino que, a pesar de la existencia de esa maquina de moler que es el PSUV, la oposición siga todavía, después de 12 años, en pie de lucha.


4.
Pero si el PSUV no es un partido, la Unidad Democrática tampoco lo es.
La MUD (Mesa de la Unidad Democrática, por sus siglas) es un frente electoral constituido por muchos partidos, organizaciones e iniciativas civiles. En cierto modo, la MUD es un organismo electoral de defensa que se ha dado la democracia venezolana para detener el avance del Estado en su forma chavista. En ese sentido defensivo la MUD puede ser comparada con los Frentes Populares surgidos en Europa a mediados de los años treinta del pasado siglo, frentes que se formaron para luchar en contra de un enemigo común (en ese tiempo: el fascismo) y que en su propuesta defensiva alcanzaron ciertos triunfos electorales antes de que Stalin ordenara a los partidos comunistas dividirlos para transformarlos en frentes ofensivos (lo que tanto militar como políticamente era un absurdo) En los Frentes Populares europeos –de ahí el símil- cabían todas las tendencias y agrupaciones posibles, desde los comunistas más radicales hasta conservadores e incluso monarquistas, siempre y cuando estuviesen dispuestos a oponerse al avance del enemigo común. Eso explica porque los Frentes Populares carecían de una visión de futuro, que es, por cierto, la principal crítica que hacen los chavistas a la UD.

Es un contrasentido exigir que la MUD tenga una ideología común. Mucho más es exigir que elabore un paradigma hacia el futuro. Porque la UD no es más que lo que es: una unidad de coordinación cuyo objetivo es construir un dique electoral que detenga el avance del estado chavista. La UD, lejos de ser un bloque monolítico como el PSUV, acoge en su seno una amplia gama de tendencias socio-demócratas, demócratas y liberales, incluso tendencias religiosas, y por supuesto, también a una derecha poco significativa que ha debido doblegarse a una hegemonía que más bien tiende a la centro-izquierda (a juzgar por el número y peso de los partidos políticos principales).

Muchas son las críticas que se han hecho a la UD, y algunas parecen ser correctas. Que hay una excesiva representación de figuras del pasado político pre-chavista, es cierto. Que no hay una renovación generacional relevante, es cierto. Que algunos de sus personeros siguen laborando con los mismos métodos y usando la misma retórica de la (mal llamada) “Cuarta República”, es cierto. Que todos los candidatos deberían haber sido elegidos en primarias, es - quizás- cierto. Pero más allá de todas esas certidumbres es imposible negar que por primera vez el Partido de Estado enfrenta a un bloque electoral unitario, un bloque pluri-deológico, pluri-social y democrático, que eso es la UD. La UD, en fin, representa un enorme avance cualitativo en la historia de las luchas democráticas de Venezuela. Si podrá transformarse en uno cuantitativo, eso está por verse el 26 de Septiembre del 2010.

Las elecciones de Septiembre portan consigo otra gran novedad sintáxica. Por primera vez una fracción política desprendida del chavismo originario, aquella surgida de la ruptura del popular gobernador del estado Lara (Falcón) con el gobierno, fracción a la que dio acogida PPT, levanta una alternativa independiente a la de la oposición tradicional. La intervención electoral de PPT puede, en ese sentido, marcar un punto de inflexión muy importante en el curso político del país.

El PPT ha hecho una lectura muy original de la sintaxis electoral venezolana. O dicho en términos más usuales: ha realizado un buen análisis del mercado electoral. El PPT apunta, efectivamente, a recaudar su capital votante en dos direcciones donde existe una fuerte demanda y una débil oferta. Una es la de los indecisos quienes no siguen al gobierno pero tampoco a la oposición a la que ven – a veces con buenas razones- como portadora de ese pasado que hizo posible que Chávez llegara al poder. La otra dirección apunta hacia el chavismo descontento, es decir, aquellos que disconformes con el curso totalitario que asume el gobierno ven, o creen ver en PPT, el renacimiento del espíritu originario de la revolución bolivariana. Si PTT puede servir de punto de atracción hacia el campo de los indecisos o de catalizador del chavismo potencialmente disidente, está por verse. En cualquiera de esos casos, va a quitar más votos al chavismo que a la oposición. Y llegada la hora de los recuentos puede ser el PPT un factor decisivo en la conformación de una mayoría anti-chavista, lo que no debe traducirse en una mayoría de parlamentarios. No hay que olvidar que el chavismo (no siempre tan anti- imperialista) al conformar los distritos electorales copió elementos arcaicos del sistema electoral norteamericano, los mismos que hicieron posible que el año 2000 Bush hubiera sido elegido presidente sin contar con la mayoría de los votos a nivel nacional. En breve: PPT se encuentra situado en una excelente posición estratégica. Ha tenido al mismo tiempo el talento para levantar -en un país políticamente dividido, pero tal vez cansado de estarlo- una política de reconciliación nacional que puede tener relativo éxito entre algunas capas de la ciudadanía. Además, hay que decirlo, tiene una u otra candidatura muy interesante.



El 26 de septiembre no será, por supuesto, el día del fin de la historia venezolana. Pero lo más probable es que a partir de ese día los frentes en contienda se verán obligados a realizar modificaciones muy importantes en la siempre inconclusa construcción de la sintaxis electoral de la nación.

ÁNIMA DE PURGATORIO


Domingo
ÁNIMA DE PURGATORIO
País de futuro


CARLOS M. MONTENEGRO


E n 1962 pisé por primera vez tierra venezolana y conocí Caracas; la sorpresa fue mayúscula pues era una ciudad muy moderna. Venezuela era un país saliendo de una dictadura que, al lado de la que yo había dejado atrás, debió haber sido más bien blanda. La palabra democracia era profusamente usada, quizás en exceso; el gobierno de Betancourt aún no las tenía todas consigo, pues le tocó al parecer bailar con la más fea, y no andaba descaminado el hombre, ya que a lo largo de su mandato tuvo que aguantar varios embates por parte de los militares de entonces, aún con maneras perezjimenistas, así como por otro lado de la izquierda, empeñado como estaba con sus socios puntofijistas en sacarla del juego político e incluso perseguirla.

En conversaciones con el historiador y eminente bolivariano, Manuel Pérez Vila, quien nos impartía clases de historia en la recién creada Escuela de Periodismo de la UCAB, (cuando aún se entregaban los ejercicios escritos en las pequeñas Olivettis portátiles o las pesadas Underwoods mecánicas), sita en el viejo convento de la esquina de Jesuitas, se quejaba a menudo del manoseo del que era objeto el Libertador por parte de los políticos: "por qué no lo dejan en paz, y paran de usarlo de comodín para sus propósitos..." se lamentaba.

Recuerdo una vez, que sabiéndome español recién llegado, me dijo con su leve deje gerundense que: "Venezueva (sic, pues tenía cierta dificultad para pronunciar la letra "l") era un país con un gran futuro".

Aprendimos mucha historia con don Manuel que era un verdadero didacta, pero esa frase tan de Perogrullo, tan lugar común, la recuerdo siempre aunque con un sentido diferente al que el maestro quiso darme a entender.

Con el pasar de los años la realidad tras casi medio siglo, es que don Manuel nunca imaginó cuán de futuro resultó ser Venezuela y qué largo. He transcurrido más de media vida y seguimos "anclados en la Arcadia del presente", como dijo el otro gran maestro don Antonio Machado.

Lo cierto es que la IV República tan denostada por unos y añorada por otros, hizo muy poco por el futuro de Venezuela y provocó de una u otra forma que llegara la V, que discúlpenme ustedes si no entro en detalles, baste con un humilde refrán castellano: "el uno por el otro y la casa sin barrer". No me negarán que Venezuela ha abundado en presidentes democráticos de todas las raleas, eso sí, elegidos democráticamente; claro que eso ha sido casi siempre una excelente coartada para saltarse las reglas del juego y sobrepasar los límites de lo que se les encomendó, con los resultados que todos conocemos. Dónde quedaron las promesas hechas en sus campañas maravillosas en que se le aseguraba al pueblo cosas del tipo: "¡y si me votan, vamos a implementar...; construiremos autopistas...; habrá sanidad para todos; edificaremos escuelas...; haremos... haremos...

haremos...!". ¿Cuántas veces hemos oído eso o algo parecido? Todo en futuro. En eso me baso para asegurar que en Venezuela seguimos esperando el próximo futuro con la esperanza de que no sea eternamente.

Entiendo que no era eso lo que quería decir don Manuel, pero con frecuencia lo recuerdo con su frase llena de optimismo, no exenta de ingenuidad; bien es cierto que era otra época y el país acababa de abrir una puerta, por donde entraba brisa que auguraba mejor porvenir.

En la actual república no hay que ser profeta para comprobar que seguimos siendo un país de futuro, y si me apuran sin futuro, viendo como tras casi 12 años ni siquiera las promesas originarias se cumplen sino que se ignoran por completo. El gobierno no termina de ejecutar nada pues casi nada ha comenzado, y lo realmente importante a nadie parece importar, está en el terreno de nadie, disociado de lo que la gente quiere hoy mismo; estaría bien que no nos dijeran cuánto nos quieren, bastaría que nos quisieran. Pero con su pertinaz talante misterioso pretende ocultar lo que en realidad estrangula a la gente; las promesas han quedado regadas por el camino pudriéndose como tantas cosas, aunque no son mensurables en Tm. El pueblo sólo pide trabajo, comer lo que sea, sin exigir mucho, que lo atiendan si se enferma y a ser posible que lo curen, que no lo maten este día y llegar a mañana que será otro día, aunque con los mismos problemas; no ve luz al final del túnel y en el túnel tampoco pues los bombillos de bajo consumo, eso sí, no suelen tener energía, con lo que pasa mucho tiempo "sin ver luz", esperando a ver si llega. Mientras, los responsables no sé cómo se las arreglan pero lo van rompiendo todo ­qué afán­, hasta el futuro, y eso que están en vísperas de elecciones y tratan de esmerarse en que todo luzca normal, aunque presiento que "el pueblo" ya no lo percibe así.

Cuando lleguen los nuevos asambleistas, espero que sean un poco más esmerados y vengan de donde vengan lo hagan mejor y al menos volvamos a pensar en futuro. Si viviera don Manuel en este tiempo, tal vez sugeriría que para alcanzar el futuro todos debieran ir a votar. Algo es algo.

CAFECITO CON LAS FARC // Por: Luis Marín


CAFECITO CON LAS FARC
La sinceridad nunca se ha contado entre las virtudes diplomáticas, así como la veracidad nunca lo ha sido entre las virtudes políticas; sin embargo, los ciudadanos le siguen exigiendo la verdad a sus dirigentes, no porque aquellos sean irremediablemente ingenuos o no sepan quiénes son éstos, sino porque de otro modo no sería posible la vida en común, exigir el cumplimiento de las promesas, que es conditio sine qua non de toda convivencia.
Incluso en la situación hipotética de un mundo de bandidos, las bandas criminales no podrían sobrevivir sin un mínimo de credibilidad entre secuaces; paradójicamente, la fidelidad entre los gánsteres suele ser más sólida que entre la gente común, cuya suerte depende menos de la complicidad de otros y la infidelidad raramente se paga con la vida.
Así que Colombia renuncia a la verificación de la presencia guerrillera en Venezuela, probablemente porque sólo se verifica aquello sobre lo que exista alguna duda razonable, lo cual no es el caso; a favor del pago de las deudas comerciales pendientes, que son unos cuantos cientos de los miles de millones US$ que representa el intercambio binacional. El “oro fecal” ante el que ceden otras deudas, que ya serán cobradas en su momento.
Las declaraciones del canciller son extraordinariamente cómicas, porque hablan hasta de los ferrocarriles de la frontera (no sabíamos que existiera alguno), de la cultura y otros “grandes temas”; pero ni una palabra de la causa de las controversias, a saber, el apoyo manifiesto del régimen imperante en Venezuela a las fuerzas terroristas.
Y no son solo las declaraciones de amistad, respaldo político e ideológico a las guerrillas, que son muchas, sino las manifestaciones de enemistad, hostilidad y descalificación, que son todavía mayores, sistemáticas y de una virulencia inaudita contra los contendores de primera línea del terrorismo internacional, a saber, el Estado Colombiano, EEUU e Israel.
La esencia de lo político, decía el ideólogo del nacionalsocialismo Karl Schmitt, se define por la lógica “amigo-enemigo”, por lo que tanto se identifica al régimen venezolano por sus amigos: Fidel Castro, Robert Mugabe, Alexandr Lukashenko, Saddam Hussein, Mahmoud Ahmadinejad, Omar Al Bashir, Bashar Al Assad, Muamar El Gadafi; como por sus archienemigos, cualesquiera que sean los presidentes de Colombia, EEUU e Israel.
De manera que la presencia guerrillera en Venezuela, como en Ecuador, es simplemente un dato de la realidad a partir del cual Colombia tendrá que definir estrategias y tácticas de combate y una diplomacia cada vez más enrevesada e incomprensible, porque tiene que incorporar la mentira, el disimulo y la simulación como partes de su relación cotidiana con los vecinos latinoamericanos, incluso los no fronterizos, que giran en la órbita de los hermanos Castro, los verdaderos tejedores de esta red internacional que nos asfixia.
El Partido Comunista de Venezuela ha asumido la distribución de café y otros productos artesanales no especificados producidos por las FARC “en las montañas de la Gran Colombia”. Visto que el lanzamiento de estos productos se produjo recientemente en la Argentina, resulta evidente que esta es una línea política de la internacional comunista, con sede en La Habana.
La frontera seguirá calentándose; pero, cómo va a evolucionar el conflicto y cuál pueda ser su desenlace no es sólo cosa de profetas, adivinos o quirománticos, depende ahora de cuál de los Castro se muera primero.
MENTIRAS OFICIALES. Que Venezuela y Cuba sean “la misma cosa”, Castro dixit, sólo puede entenderse como que aquí ya existe una tiranía totalitaria comunista y que estamos a un paso de la confederación con “la isla mártir”. Un solo partido, un solo jefe, una verdad oficial, que es como en la fábula de Orwell se llama a la propaganda.
La aspiración más alta del socialismo es construir una nueva la realidad, esta es la traducción vulgar del enunciado “los pueblos hacen la historia”, que toman como patente para inferir que esa historia puede ser lo que a ellos les venga en gana.
El fundamento filosófico, si se puede llamar así, de esta pretensión desmesurada es la famosa número 11 de las “Tesis sobre Feuerbach” del catecismo marxista, que debería encabezar un compendio de las más célebres frases estúpidas: “Los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de distintos modos; de lo que se trata es de transformarlo”.
La verdad, no se ve cómo se pueda “no transformar” el mundo, ni cómo es que pudo transformarse antes de que hubiera filósofos, o marxistas. Es ciertamente estúpido proponer como tarea lo que de todas maneras tiene que ocurrir, con el agravante que el marxismo postula el fatal desenvolvimiento de la historia, que debe cumplirse independientemente de la voluntad del hombre, por lo que lo mejor que podrían hacer los comunistas es no hacer nada, para no interferir en su curso inevitable.
Pero desde su perspectiva, los comunistas no pueden percibir la realidad sino como un obstáculo que vencer y el futuro como una invención, como una creación que debe realizarse mediante el poder de la organización y la propaganda. La verdad es un asunto convencional, que depende, como todas las cosas, del nudo poder político o, dicho de otro modo, es una “verdad burguesa” a la que oponen su “verdad revolucionaria”.
Los dictadores totalitarios se ofenden en grado sumo cuando les presentan a un sujeto como criminal, porque ¿quién autoriza llamar a alguien criminal? El único que puede tomar esta decisión es él, porque ser criminal es un problema no de lo que el sujeto haya hecho o dejado de hacer, sino de una decisión política. Así, estos criminales resultan ser héroes de la revolución y deben ser exaltados. En cambio, los nuevos criminales son la elite empresarial, la jerarquía eclesiástica, los jefes de la policía u otros representantes de las antiguas “clases dominantes”. A esto se llama en español castizo “voltear la tortilla”.
Lo curioso es que los delincuentes siguen siendo delincuentes aunque ahora les pongan uniformes de la policía o los incorporen al ejército. Esto explica que más de la mitad de los crímenes que se comenten en el país son perpetrados por funcionarios. Una manga de chiflados, fanáticos y oportunistas, puestos a manejar ministerios, institutos autónomos y empresas del estado, resultan ser insuperablemente incompetentes, ignorantes, negligentes y corruptos, depredadores del erario público.
La mentalidad dominante es la mentalidad del hampa: el negacionismo. No hay grupos armados apoyando al gobierno, no hay comida podrida, no hay muertos en la morgue; todo es producto de una conspiración mediática contrarrevolucionaria.
La política oficial es la desinformación, por un lado se cierran las fuentes, nadie está autorizado para declarar, ni hay respuesta al ciudadano; pero por otro, cualquier inexactitud, ambigüedad, declaración extraoficial, es descalificada como falsa, inexacta, exagerada, manipulada, tergiversada, fuera de contexto. Si un punto no es verdadero, entonces nada es verdadero. Si algo no es exacto, quien lo afirma es un mentiroso y todo lo demás que diga, por evidente que sea, también es mentira. Es la falacia de generalización.
Cuando se oye a un ministro declarar en el caso del señor Franklin Brito, moribundo por una prolongada huelga de hambre, que el Estado nunca ha expropiado sus tierras, ni hubo robo, usurpación, confiscación, ocupación ilícita, ni lícita por acto oficial, ni afectación alguna, como dicen algunos medios privados que se han hecho eco, etcétera, se está a un paso de decir que el mismo señor Brito tampoco existe, que es una creación de los medios en contubernio con el Departamento de Estado para desprestigiar a la revolución.
O aquella presidenta del Instituto del Menor decir en una manifestación contra el diario El Nacional, que pedían un procedimiento penal en la Fiscalía General contra ese periódico en protección de los niños y adolescentes, dañados por una foto de la morgue publicada en primera plana, sabiendo que todo eso es una grotesca mentira; porque en Venezuela los fines de la dictadura siempre se encubren detrás de algún loable propósito, siempre se persigue por algún motivo inventado, nunca se declara lo que es en verdad.
Alejandro Peña Esclusa fue sacado de su casa de noche, delante de su esposa y sus menores hijas, bajo la acusación de terrorismo, aunque nunca ha cometido ningún acto de ese tipo y todo quien lo conoce sabe que esa no es la línea de Alejandro; pero le sembraron explosivos en el gabinete de su hija de ocho años.
La incriminación procede de un supuesto terrorista salvadoreño de apellido Chávez Abarca, que con la misma fue enviado a Cuba. Extraña que el bojote que salió de aquí iba embozado de manera que no se podía ver quién era, en un bimotor con siglas visibles; pero el que llegó a Cuba iba a cara descubierta, rozagante, saliendo de un jet tres turbinas. Luego, se lo tragó la tierra y no se supo más de él; pero Alejandro sigue preso y su familia en zozobra.
Las acusaciones son un insulto al sentido común, pero parece que en éste, como en muchos otros casos, el propósito es desconcertar a la vez que intimidar, demostrar que el régimen puede hacer lo que le dé la gana y no hay defensa posible frente a la arbitrariedad.
Unos policías que calumnian descaradamente a los detenidos, unos locutores de televisión pública que sin ningún escrúpulo difaman a las víctimas, no son mentirosos comunes; ellos forman parte de un mecanismo que pretende construir una realidad ficticia e imponerla a fuerza de organización y propaganda. Es la vieja fórmula nacionalsocialista, copiada al carbón por Stalin y Castro.
La realidad se vuelve esquiva, inconsistente: nadie sabe a qué atenerse. Este es el caldo de cultivo de la inseguridad más absoluta, cuyo último escaño es el terror, el terror rojo.
HEGEMONÍA. A los comunistas les parece plausible afirmar que si una persona es accionista de un banco y de una estación de televisión al mismo tiempo, eso de por sí redunda en perjuicio “del colectivo”, por lo que debe impedirse; pero la solución definitiva es que una sola persona, digamos, Fidel Castro, sea propietario de todos los bancos y de todos los medios de comunicación, lo que sí garantizaría los intereses del colectivo.
Esto podría parecer un mal chiste si no fuera precisamente lo que han hecho los socialistas donde quiera que arriben al poder. Un solo periódico, Granma, una sola agencia, Prensa Latina, como eran en Rusia Pravda y la agencia Novosti. Los comunistas no creen en la libre competencia, en el pluralismo, como mejor vía para alcanzar equilibrios. Su solución es el desequilibrio absoluto para un solo lado, el del partido y el jefe del partido único.
Incluso en el exterior se ha caído en la trampa de que en Venezuela existen medios críticos o francamente opositores a la dictadura, enfrentados a los medios oficiales; lo que ignoran es que en este país cualquiera que simplemente muestre la verdad, aún sin emitir opinión alguna, se convierte automáticamente, sólo por eso, en un medio “opositor”.
El mito reinante es el del “equilibrio informativo”, según el cual, por cada cosa que se diga debe mostrarse también su contraria. Así la verdad se convierte en una cuestión de opinión, no de conocimiento. Con lo cual, se les da la razón a los cultores del relativismo moral, político y epistemológico.
Si estamos en contra del cierre de RCTV y otras cuarenta emisoras de radio, bueno, aquí hay unos cuantos que están a favor del cierre, con idéntico derecho, porque es lo mismo estar a favor de la libertad que contra ella, lo mismo defender un derecho que conculcarlo.
La apuesta socialista es que haya muy pocas voces disidentes y que al fin, nadie las oiga. El premio es el silencio del gulag, de la cárcel, del exilio.

Venden CAFÉ de las FARC en aniversario del PCV // Ateneo de Maracay

Peña Esclusa responde: "Terroristas son quienes apoyan a las FARC"





El dirigente político Alejandro Peña Esclusa rechazó la acusación que introdujo ayer el Ministerio Público en su contra. "El gobierno sabe que soy inocente", dijo, "pero me tiene preso porque no encontró otra forma de impedir la exitosa labor que vengo desarrollando. Sin embargo, este montaje no va a funcionar, porque nadie se lo cree. Las manifestaciones de apoyo recibido son abrumadoras".

"Toda mi vida política he combatido el terrorismo. Siempre he condenado la violencia como forma de lucha. En 1990 acusé formalmente a Hugo Chávez ante el Ministerio Público por traición a la Patria, justamente por sus nexos con las FARC, considerado un grupo terrorista. El año pasado lo acusé ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En lugar de estar sembrando pruebas en los hogares de gente honesta, para llevarla injustamente a la cárcel, las autoridades deberían estar combatiendo el crimen y expulsando a las FARC de Venezuela. Terroristas son quienes albergan campamentos de las FARC en nuestro territorio", dijo.

Peña Esclusa explicó que "Mi encarcelamiento busca infundir miedo a los venezolanos, para que no luchen, como lo he hecho yo. Pero yo les digo a mis compatriotas: no tengan miedo. Peor que estar en la cárcel es vivir encerrado por barrotes de miedo. Mi cuerpo está encerrado, pero nunca me había sentido tan orgulloso y tan útil como ahora. No lograran doblegar mis ideales y mis sueños para Venezuela".

¿Quién es y qué ha hecho Alejandro Peña Esclusa?

Objetivo: destruir la democracia

FERNANDO OCHOA ANTICH | EL UNIVERSAL

domingo 29 de agosto de 2010

Hugo Chávez no ha desmentido las recientes declaraciones ofrecidas por el diputado Carlos Escarrá a ese personajillo de la picaresca política venezolana que es Mario Silva. Sus palabras resumen la estrategia trazada por el chavismo para destruir, de manera definitiva, nuestra democracia. Afirmar, con absoluta tranquilidad, que: "El poder popular debe surgir de las comunas, electas del acuerdo entre los diferentes grupos sociales y no a través del voto popular. Nosotros no creemos en el voto universal, directo y secreto. Tampoco aceptamos la división de los poderes, ya que debilita la acción del Ejecutivo y la eficiencia del Gobierno". Un verdadero escándalo. Ese fue el camino que condujo al Estado totalitario cubano y a la dictadura de Fidel Castro.

Esta estrategia debe haber sido definida en la Sala Situacional de Miraflores ante el temor, más que justificado, que empieza a tener Hugo Chávez de una gran derrota electoral. La mayoría de las encuestas empiezan a señalar una irreversible caída en su popularidad. Si la oposición logra obtener una mayoría significativa de votos, que se refleje en un equilibrio en el número de diputados en la Asamblea Nacional y supere las tracalerías de la nueva ley electoral, las circunstancias políticas serán completamente diferentes a las que existen actualmente. A partir de ese momento, la oposición tendrá un mayor margen de acción para controlar la actuación de los poderes públicos y oponerse a las arbitrariedades del oficialismo. Esta realidad tiene amargado a Hugo Chávez.

Su absurda ambición de imponer un régimen comunista en Venezuela lo puede conducir a escoger el camino señalado por el diputado Escarrá. Mantener el voto popular, como la manera natural de expresión del ciudadano, pone en riesgo sus planes políticos. Olvida que entre los regímenes cubano y venezolano existen diferencias fundamentales que limitan las posibilidades de establecer un régimen totalitario: el fidelismo surgió de una revolución armada, el chavismo, del triunfo electoral; en Cuba, existe un solo partido, en Venezuela, el pluralismo democrático es una larga tradición histórica; en la isla no existe libertad de expresión, en nuestro país la libertad de opinión es parte consustancial de la manera de ser del venezolano.

El poder enceguece. Once años ejerciendo la presidencia de la República de manera absoluta es mucho tiempo. Se pierde el sentido de la realidad. Hugo Chávez no ha percibido la grave situación política que enfrenta su gobierno. Si no fuera así, no se hubiera atrevido un segundón como Carlos Escarrá a hacer un planteamiento tan delicado. Creen equivocadamente que tienen suficiente fuerza para poder imponer una tesis tan atrabiliaria. No solo serán derrotados en las elecciones del 26 de septiembre, sino que también fracasarán en el intento de destruir la democracia. Los venezolanos no lo permitiremos. Tengo la esperanza de que mis compañeros de armas tampoco lo aceptarán. Sabrán cumplir cabalmente sus obligaciones constitucionales.

No es la primera vez en nuestra historia que un régimen arbitrario, como el chavista, ha sido derrotado electoralmente. Algo parecido le ocurrió a Marcos Pérez Jiménez el 30 de noviembre de 1952. Estaba convencido, de que el terror implantado por la Seguridad Nacional le permitiría ganar las elecciones para Asamblea Nacional Constituyente. No fue así. La derrota fue total. La convocatoria realizada por ese gran líder, que fue Jóvito Villalba, condujo a nuestro pueblo a votar masivamente contra la dictadura. No hubo miedo. El camino que tuvo que tomar el dictador fue tortuoso: dar un golpe de Estado. Por suerte, los tiempos han cambiado. Imaginarse que en el siglo XXI se puede irrespetar el voto popular es sencillamente conducir al país a la violencia.

fochoaantich@hotmaiul.com

Bozzone 28-8-10

28/8/10

Ministerio Público ratifica competencia en caso de Fuerte Tiuna



Caracas,(Vía Ministerio Público).- La Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, aclaró que el Ministerio Público (MP) es la instancia encargada de dirigir la investigación relacionada con el homicidio de dos oficiales militares, acaecido el pasado sábado 21 de agosto, pues es un delito común ocurrido dentro de una instalación castrense.

Así lo señaló la titular del MP tras ser consultada sobre si era posible que este caso fuese conocido también por la jurisdicción militar, en vista de que sucedió en la sede del Batallón Bolívar, situado en las instalaciones del Fuerte Tiuna, donde el cabo segundo, Jeffersson José Trujillo Vásquez, presuntamente le ocasionó la muerte al capitán del Ejército Nacional Bolivariano, Miguel Ángel Rosales Montoya (33) y al teniente Alfredo Daniel Ruiz Montesino (25), además en el hecho fueron heridos otros seis militares.

En este sentido, explicó que el Ministerio Público en vista de que no posee una policía de investigación, comisiona a los órganos de investigaciones penales para que intervengan, como auxiliares en la pesquisa.

De allí, que de acuerdo con la naturaleza de los casos, el Ministerio Público seleccione al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), a la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) o a otro cuerpo policial.

Dijo que en este caso, por ser un homicidio, los fiscales designados están frente a un delito ordinario. Por lo tanto, corresponde a esa jurisdicción conocer del hecho punible.

En relación con los detalles de la investigación, Ortega Díaz, declaró que "no puede hacer mención a ello, pues forma parte de la reserva legal. Sin embargo, se están adelantando todas las actuaciones como lo prevé la ley", acotó.

Respecto al caso Econoinvest, la Fiscal General aclaró que a solicitud del Ministerio Público fueron dictadas, hace casi dos semanas, medidas preventivas cautelares de prohibición de enajenar y gravar bienes, aseguramiento de todos los bienes muebles e inmuebles y bloqueo e inmovilización de cuentas pertenecientes a cinco directivos de esta casa de bolsa, al igual que otras nueve empresas relacionadas.

La finalidad de esta medida cautelar se produce debido a la presunta comisión de varios delitos, entre ellos la negociación ilícita de divisas. "De ser así, es un deber asegurar la posible reparación que deba hacerse a las víctimas de este caso", indicó.

La decisión se extiende a las empresas Econoinvest Capital, Econoinvest Factoring, Econoinvest Servicios Financieros, Seguros Carabobo, Corporación Secono, Fundación para la Cultura Urbana, Inversora Insecar, Insecar Autos e Infocar C.A.

Asimismo, puntualizó que fue incorporado en la base de datos de la Policía Internacional el alerta roja contra el ex presidente del Banco Del Sol, Gustavo Adolfo Higuerey, y de otros seis directivos, por las presuntas irregularidades cometidas en el manejo de la referida institución financiera.

Caso Pdval

Respecto al caso Pdval, Ortega Díaz ratificó que "una de las causas del retardo procesal, entre otras, es la incomparecencia de los abogados defensores de los imputados. En este caso, las tres veces en las que ha sido suspendida la audiencia preliminar, son por hechos no imputables al Ministerio Público, ni a los tribunales, sino a los abogados defensores".

Señaló que desconoce si existe una táctica dilatoria por parte de los abogados defensores, al tiempo que dijo no presumir de la mala fe de los defensores.
Sin embargo, refirió que instruyó a los fiscales del caso para que "si la defensa no se presenta a la próxima convocatoria (para el 8 de septiembre a las 10:30 am en Puerto Cabello), soliciten que se designe un defensor público para que pueda realizarse la audiencia preliminar, indicó.

Por otra parte, Ortega Díaz se refirió a la solicitud de extradición del empresario Nelson Mezerhane. En ese contexto, dijo que el Tribunal Supremo Justicia tiene que remitir todas las actuaciones al Ministerio de Relaciones Exteriores, para que se solicite dicho trámite procesal por la vía diplomática.

Igualmente, señaló que la solicitud de extradición del empresario Guillermo Zuloaga, está en manos de la Cancillería, y la misma fue requerida a Estados Unidos por la vía diplomática.

De igual manera, anunció la inauguración para este jueves, 26 de agosto, de una fiscalía laboral en Caracas que beneficiará a todos los venezolanos, especialmente a los trabajadores.

Vale señalar que la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio ambiente de Trabajo (Lopcymat) prevé e impone la obligación al Ministerio Público de crear unas fiscalías de salud y seguridad laboral.

Esa ley es del 2004, es decir, era una deuda que tenía la Institución con la ciudadanía, concluyó la Fiscal General. (SC)

Fuente: www.notitarde.com